Fingerlings - Gasco Juguetes Blog

¡Por fin los tenemos aquí!

Unos bebés monos que se agarran a tus dedos y te acompañan a dónde quieras. Son geniales, graciosos y…, claro está, muuy monos!

Reaccionan al sonido, al movimiento y al tacto. Hacen pequeños ruidos y al verlos cómo se mueven se te caerá la baba con ellos. Aviso: inevitable no sonreír y soltar alguna risa.

Compartimos contigo este vídeo para que puedas verlos en acción:

¿Cómo jugar con ellos?

Los monos bebés Fingerling tienen dos sensores especiales en la parte superior de sus cabezas. Así que si tocas una o dos veces en cualquier lado de su cabecita irá reaccionando de distinto modo. Prueba de colgarlos boca abajo y verás que les encanta colgarse de sus colas, así que no te cortes y pon su mundo al revés.

Pero sobretodo, dales mimo, muchos mimos. Oirás suaves sonidos de arrullo, hasta felices parpadeos. Verás cuánto amor desprenden. Envíale un soplido con un beso y te corresponderá. A no ser que lo hagas estornudar.

También son habladores y mucho. Pueden hacer más de 40 sonidos diferentes. ¡A qué esperas para descubrirlos! Ademas, se agarran a todo: a tu dedo, a tu libreta, a tu boli…

Todos los bebés necesitan su hora de la siesta, ellos no son menos. Mece a tu monito para que se quede dormidito. Acunale entre tus manos.

Venga, un truco! Aplaude dos veces y los monitos empezaran a cantar… do-re-mi… 😉

Aah! Antes de que se me olvide, también han llegado unos monos muy cariñosos. Son los Hugs!! Repetirán lo que le dices si los aprietas a tu oído izquierdo. Pero hacen muchas más cosas. Así que ya sabes, en rosa o en azul. Descubre como son de divertidos y cariñosos!